Difusión de la denuncia “Las vacaciones que no fueron!”

Queremos hacernos eco de una situación de flagrante vulneración de derechos ocurrida en Córdoba (República Argentina) que nos ha hecho llegar Pablo Bermúdez y que reproducimos a continuación, primero en palabras de la propia víctima, Maximiliano Marc, mediante una entrevista radiofónica en “Viaje de gracia” y con la publicación íntegra de su carta abierta “Las vacaciones que no fueron!”.   Con ello deseamos contribuir a la denuncia y reflexión sobre situaciones de desigualdad producto bien de de vacíos legales, interpretaciones sesgadas, o de legislación con efectos meramente ornamentales, y especialmente de la falta de sentido común y sensibilidad personal que late en el trasfondo de tantas historias similares a esta. Entrevista publicada en Youtube a Maximiliano Marc en Viaje de Gracia. Fisherton CNN, Rosario.  Enlace alternativo (se abre nueva ventana en Youtube)     Carta abierta: “¡Las vacaciones que no fueron!” publicada en el facebook de Maximiliano Marc (el enlace abre nueva ventana): «Rosario ,13/01/2013 Después de 1 año de intenso trabajo en la ardua campaña por los derechos de las personas con discapacidad que utilizamos animales de asistencia, nos disponíamos a organizar nuestras vacaciones. Buscábamos diversión, paseos, relax, etc, es decir, lo que cualquiera busca a la hora de elegir su lugar de veraneo, con la particularidad que somos 2 personas ciegas y un perro guía, no es fácil encontrar un lugar en donde podamos disfrutar de sus atractivos por el resto de los sentidos más allá de la vista, sin contar además que también tenemos que tener en cuenta el respaldo legal para nuestro compañero cuadrúpedo. Pensamos que Córdoba nos brindaba todo esto, sin contar que allí tenemos amigos que siempre nos dan una mirada. La idea entonces era ir a hacer base en córdoba Capital y desde allí, aprovechando las cercanías, ir a recorrer los distintos atractivos que ofrece la provincia. Teniendo ya fecha y lugar, tramitamos nuestros pasajes de ida y vuelta en forma gratuita y sin problema alguno en la Terminal de rosario con la sola presentación de nuestro Certificado nacional de Discapacidad y DNI, pasajes que obtuvimos como siempre sin ningún problema, al igual que cuando vamos a cualquier punto del país. Junto con el equipaje, llevamos copias de la Ley provincial de Córdoba Nº 9775 de animales de asistencia, los certificados correspondientes a la salud y vacunación del guía canino junto a su credencial internacional de identificación , y varias copias certificadas de nuestro DNI y el Certificado Nacional de discapacidad para tramitar los pasajes en las empresas interurbanas que utilizaríamos para ir a los distintos puntos, es decir tenemos bien claro cuales son nuestras obligaciones para cumplir con lo que la ley manda. Nos parece importante aclarar y contar que ambos tenemos Certificado nacional de discapacidad con acompañante, el cual es en caso de ser necesario y más de 1 ves hemos viajado solos o siendo uno el acompañante de otra persona con discapacidad y nunca esto presentó problema alguno. Otro punto no menor que ya teníamos solucionado era el alojamiento, ya que parábamos en casa de una amiga y esto no es solo por ahorrar dinero. Ya contamos que viajamos con un perro guía, queremos invitarlos a que comprueben algo por ustedes mismos, llamen a hoteles de Córdoba capital o a Villa Carlos Paz, digan que son una persona ciega con perro guía y nos cuenten cuantos hoteles les toman la reserva a pesar de existir ordenanza para la ciudad de córdoba y una ley para toda la provincia en materia de animales de asistencia, es más los invitamos a hacer esto en cualquier punto del país y después nos cuentan. Quedará para otra ocasión contarles la odisea que es tomar un taxi en las calles de la ciudad  con un perro guía. Llegamos el domingo 6 a la ciudad de córdoba y el lunes nos dispusimos a realizar nuestra 1ª salida a Villa Carlos Paz. Para nuestra sorpresa y la de nuestras 2 acompañantes al presentar toda la documentación a la que estamos acostumbrados para tramitar nuestros pasajes, se nos informa que nuestro pase nacional no tiene validez en esa provincia, y que solo se puede viajar con un pase provincial, insisto y le explicamos que no somos de la provincia y que estábamos de veraneo y que como me iba a tener que hacer un pase de esa provincia, la situación se tornó un poco tensa pero luego de una acalorada discusión nos dejaron viajar. Después del medio día llegamos a Peko´s, dispuestos a pasar una tarde divertida en este parque de diversiones , las chicas se habían comunicado previamente y no había impedimento alguno para la entrada a personas con discapacidad, llegamos hicimos los trámites y estaba todo más que bien salvo por nuestro compañero guía, la frase categórica y terminante fue: ¡animales no entran!, tratamos de explicarle a esta persona que Bandit es un perro guía y que hay una ley que lo permite y ella insistía que animales no, que lo dejara en la puerta. Tuvimos unos 20 min de charla con esta persona hasta que decidió ir a consultar a un encargado, al rato aparece una señora y me dice q se contempló la situación y que lo iban a dejar pasar por esta ves y empezó a darnos un listado de recomendaciones. No les parece paradójico, hacía un rato ni sabía lo que era un perro guía y que luego nos quiera decir donde podíamos entrar o no con el perro. Nos preguntamos, ¿cumplir con un derecho que tenemos por ley es contemplar una situación?  Pero por suerte pasamos una tarde muy agradable sin más problemas adentro y muchos de los visitantes que estaban dentro del parque conocían la labor y el importante trabajo que realizan nuestros perros para las personas ciegas. Con el objetivo de poder viajar sin problemas, resolvimos hacernos el dichoso pase provincial, requisitos: 2 fotos carnet, certificado de domicilio en la Provincia de Córdoba expedido por la policía y fotocopia de nuestro certificado de discapacidad, menos mal que teníamos a Euge que nos acompañó, olvidamos poner las fotos carnet en el equipaje así que a buscar donde nos hicieran las instantáneas, de ahí corriendo a la poli, que quedaba en el subsuelo de la vieja Terminal de ómnibus de la ciudad, donde obvio la accesibilidad para movernos es 0, declarar domicilio ante la poli en CBA donde en un abrir y cerrar de ojos nos mudamos a casa de Euge, nos preguntaron cuanto hacía que residíamos en ese domicilio y con que frecuencia viajábamos a Córdoba ya que no es el domicilio que figura en nuestros documentos y declarar además con nombre, apellido y número de documento quienes iban a ser nuestros acompañantes y con todo esto dirigirnos a secretaría de transporte de la provincia antes de las 13 horas. Una ves allí fuimos atendidos por Alejandra, mujer de pocas palabras y con pocas ganas de dar explicaciones a nuestro planteo que no éramos de Córdoba y que como podía ser que pase esto en una provincia turística como esta, solo nos decía que la nación tiene una ley y la provincia otra mientras nos daba un formulario a completar con nuestros datos y hasta 3 acompañantes los cuales tenían que tener nombre apellido y DNI y firmando a modo de declaración jurada de nuestro domicilio en Córdoba y dejar además copia de nuestros certificados, DNI y de los acompañantes. Lo cual ya me daba mucha risa por lo ridículo de todo el tramite, conclusión perdimos toda una mañana con todo este asunto del bendito pase provincial, ¡pero ya lo teníamos e íbamos a poder viajar ahora sin problemas! ¡Que locura, para cumplir con la Ley me obligan a faltar a la ley ya que tuve que mentir en mi domicilio de residencia! Al día siguiente fuimos con toda la ilusión a estrenar nuestra libertad en Córdoba , pero al dirigirnos a la boletería y sacar los pasajes para la villa, para nuestra sorpresa nos encontramos con el desconcierto que 2 personas con discapacidad que viajan juntas con un mismo acompañante no pueden viajar, por tanto uno de nosotros 2 debía quedarse. Quizás a esta altura se estén preguntando por qué en ves de tanto lío para viajar gratis, no renunciábamos a nuestro derecho y pagamos el boleto. Obvio que lo intentamos y saben qué no lo vendieron ya que argumentan que una persona con discapacidad no puede viajar sola, si si … así como lo leen, cuando me dijeron esto automáticamente me acordé de un problema similar que ya había tenido en octubre del año pasado cuando al querer sacar mi boleto para ir de la capital de esta provincia a Berrotarán a dar una charla se negaron a vendérmelo y después de peregrinar por la Terminal durante 2 horas buscando ayuda solo me lo vendieron porque volví a la boletería con una oficial de policía, ni siquiera reclamaba la gratuidad. Hecho que dejé sentado en su momento ante el Ente regulador de los Servicios Públicos Terminal de Ómnibus, con fecha del 29/10/2012 Reclamo Nº T8456, del cual recibí respuesta del mismo ente con fecha el 29/11/2012 a cargo del Dr. Marcelo Panto – Gerente de transporte del ente Regulador de servicios Públicos, donde me dice que debo tramitar mi pase provincial. Yo me pregunto ¿qué parte no entienden que uno está de paso por la ciudad? Como decía un viejo programa de TV, que mostraba cosas insólitas. ¡Esto sucede en Córdoba aunque usted no lo crea! Para estas alturas se imaginarán que ya estábamos un poco hartos de semejante atropello a nuestros derechos, ¿cómo puede ser que no tenga derecho a comprar un pasaje como cualquier persona por el solo hecho de ser discapacitado? ¿a nadie se le ocurrió cuando planteaban la ley que pasa con las personas que no residen en la provincia? ¿O es que quieren un turismo selectivo y no les interesa que vayan personas con discapacidad? Esto se solucionaría tan fácil poniendo un item dentro de la ley que diga algo como: “Para las personas que no residan en la provincia de Córdoba solo basta la documentación correspondiente en su lugar de residencia”. ¿Donde está nuestro derecho a transitar libremente por el país? ¿Qué hacen las instituciones que deberían velar por el cumplimiento de nuestros derechos? ¿A qué se dedican los funcionarios en el área de discapacidad que deben procurar garantizar y trabajar en pos de nuestra autonomía, independencia y equidad como lo plantea la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con discapacidad? ¡¡Gracias gobierno de la Provincia de Córdoba por recordarme que soy un discapacitado antes que persona!! Es hora de dejar de pensar en singular y sumarnos a trabajar entre todos y para todos, incluyamos la pluralidad, aprendamos a ponernos por 1 minuto en el lugar del otro, ¡usemos el sentido común! No nos interesa quedarnos en la queja, queremos trabajar por el cambio para que no se naturalicen este tipo de situaciones. Ayúdanos a hacer público esto, con respeto , sin culpar a tal o cual partido, que llegue a los medios, a los funcionarios(a ver si ahora nos atienden) y a todos aquellos que nos puedan ayudar a que nuestra voz se escuche ¡Construyamos entre todos un país realmente inclusivo para todos! Maximiliano marc DNI: 22.296.395 Cel: (0341) 156-683960 maximilianomarc@yahoo.com.ar Patricio de Felippe DNI: 28.730.059»   Enlace a la publicación orignal en Facebook (se abre nueva ventana)

Leave a reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR